La caída del consumo en el país generó que la cadena de electrodomésticos Ribeiro venda un 50 por ciento menos respecto del año pasado y está en riesgo el futuro laboral de alrededor de mil quinientos empleados.

"La crisis impacta en todos los sectores y se siente con lo rezagado que está el consumo desde el último año", comentó uno de los dueño de la cadena, Manuel Ribeiro.

Por su parte, los empleados denunciaron pagos escalonados y hay incertidumbre sobre el futuro laboral de la cadena de electrodomésticos, que tiene 85 sucursales repartidas por el país.

Buenos Aires, NA.

NOTA COMPLETA SOLO PARA ABONADOS.