| Última actualización:29 de Agosto de 2022 - 20:42

Bimestre negro: entre julio y agosto se perdieron casi US$ 6.000 millones en reservas

La persistente caída lleva al mercado a concluir que la disponibilidad de dólares para hacer frente a una corrida cambiaria es cada vez más escasa.

Por
El ministro de Economía y el vice, Sergio Massa y Gabriel Rubinstein, intentan remontar la sangría de reservas del último bimestre. El ministro de Economía y el vice, Sergio Massa y Gabriel Rubinstein, intentan remontar la sangría de reservas del último bimestre. NA

Entre julio y agosto, el Banco Central perdió US$ 5.944 millones en reservas, a pesar de que en las últimas dos semanas logró un saldo positivo por sus intervenciones en el mercado cambiario.

El dato es una de las principales preocupaciones de los operadores económicos, temerosos de que se produzca una devaluación.

LEÉ: A pesar de las compras de divisas, las reservas perforaron el piso de los US$ 37.000 millones

El viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, quedó en el centro de la polémica en las últimas horas luego de que un sitio web publicara un supuesto informe suyo en el que se proponía una depreciación del 50% en el peso.

La firmeza con que trascendió el reporte obligó a Rubinstein a desmentir mediante un audio esas versiones, al señalar que no habría devaluación "al menos este jueves".

El trascendido de su audio llevó a que el bloque Evolución de la Cámara de Diputados lo citara para dar explicaciones.

LEÉ: La economía suma un escollo imprevisto: el contexto político inestable

Las reservas quedaron este lunes en apenas US$ 36.840 millones (el 30 de junio eran US$ 42.784 millones), como consecuencia de "reajustes de monedas", según consignaron a Noticias Argentinas fuentes de la autoridad monetaria.

Pero la persistente caída en las estratégicas reservas lleva a concluir al mercado que la disponibilidad de dólares para hacer frente a una corrida cambiaria es cada vez más escaso.

En el año, las reservas cayeron sólo US$ 2.822 millones, lo cual refleja cómo se aceleró la pérdida de divisas a partir de julio, y se agravó durante agosto, meses en lo cuales hubo dos cambios de ministro de Economía.

Además, el gobierno sintió fuerte el cimbronazo provocado por la salida abrupta de Martín Guzmán del Palacio de Hacienda.

El presidente Alberto Fernández confirmó que Guzmán no le avisó que iba a renunciar.

"Me lo dijo cuando ya lo había anunciado", se quejó el Presidente en una entrevista.

El ministro de Economía, Sergio Massa, espera que durante su gira por Estados Unidos se clarifique el panorama en cuanto a que el FMI apruebe las metas del segundo trimestre del año.

De acuerdo con analistas financieros, el principal escollo para alcanzar ese objetivo es que el Fondo Monetario exigía una acumulación de reservas que el Gobierno no pudo lograr.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina