Jueves, 08 Julio 2021 07:57

Belocopitt criticó la limitación a los cambios de obra social y alertó sobre la “supervivencia” de la medicina privada

Para el presidente de la UAS, el decreto “cercena la libertad del individuo” en un contexto en el que los traspasos son “de manera constante”.

Claudio Belocopitt, presidente de la Unión Argentina de Salud Claudio Belocopitt, presidente de la Unión Argentina de Salud Foto NA: Juan Vargas

El presidente de la Unión Argentina de Salud (UAS), Claudio Belocopitt, cuestionó la decisión del Gobierno de limitar la posibilidad de cambio de obra social en el primer año de relación laboral y, en consecuencia, también la derivación de aportes a una empresa de medicina prepaga.

Belocopitt, que preside la entidad representativa de prepagas y otros sectores de la salud en nombre de Swiss Medical, aseguró que con la medida dispuesta a través del decreto 438/21, publicado el miércoles en el Boletín Oficial, “joden a la gente”, en tanto le complican su posibilidad de elección del prestador médico.

“Es una locura que puedas elegir una cobertura médica y cuando cambiás de trabajo la pierdas. Va a ser necesario que se aclare”, señaló al respecto en declaraciones a Infobae. En la actualidad, las empresas de medicina prepaga cuentan con unos 6 millones de afiliados, de los que cerca de 4,5 millones derivan sus aportes a través de obras sociales.

El cuestionamiento a la medida pasa, entre otras razones, por las complicaciones al trabajador que, si llegase a cambiar de empleo y actividad, en el primer año de la nueva relación laboral no podrá elegir al prestador. Belocopitt sostuvo que deben ser los particulares quienes lleven adelante reclamos judiciales si así lo consideran necesario, ya que las empresas no están evaluando ningún reclamo ante la Justicia en ese sentido.

“En esta etapa estamos en un tema más preocupante que es la supervivencia del sistema”, advirtió, al tiempo que aclaró que el sistema privado de salud “es la única actividad en la Argentina que está ajustando por debajo de la inflación” y además “muy por debajo de los ajustes salariales, en lo que teóricamente es el sector de mayores ingresos de la población”.

Por tal razón, Belocopitt indicó que no corresponde hacer una comparación con los servicios públicos, ya que si bien en ese sector las tarifas están congeladas, la diferencia con los costos se compensa a través de subsidios del Estado nacional.

En ese sentido, destacó que en el sistema de salud privada “las tarifas respecto al costo de la seguridad social cayeron aproximadamente, desde la asunción de este Gobierno, entre 50% y 60% respecto a los costos de las obras sociales”, que se incrementan con los aumentos salariales dispuestos en las negociaciones paritarias.

Belocopitt remarcó que “hay traspasos de manera constante” y en un nuevo cuestionamiento al decreto se preguntó “qué diferencia hay que el traspaso sea un año ante o un año después”. De todos modos, puntualizó que el sector de salud privada “hoy tiene otra problemática” y en función del rezago ante los costos “está mirando si va a sobrevivir o no, si va a ser nacionalizado o no, cómo se mueven las próximas medidas”.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA