| Última actualización: 16 de Agosto de 2022 - 20:30

Agua: quita progresiva de subsidios hasta su eliminación en junio de 2023

Afecta a los usuarios de AySA en la zona del AMBA. La reducción comenzará desde el 1° noviembre. Sólo mantendrá el beneficio el 15% de hogares con menores recursos.

Por
Malena Galmarini durante el anuncio tarifario. Malena Galmarini durante el anuncio tarifario. Foto NA: MARCELO CAPECE

El esquema de reducción de subsidios en el caso del servicio de agua que presta AySA en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) contempla la eliminación en tramos del beneficio hasta su eliminación en junio de 2023 para el 85% de los usuarios.

Únicamente lo mantendrá el 15% de los hogares que están incluidos en una zona de nivel adquisitivo bajo y los beneficiarios de la tarifa social.

Según el Gobierno, la ayuda estatal asciende actualmente al 60 por ciento en todos los segmentos.

agua_3_copy.png

 El criterio utilizado para esta segmentación es por zona geográfica y no por consumo como se aplicará en los casos de la energía eléctrica y el gas. El recorte se ejecutará a partir de tres regiones que la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) agrupó de acuerdo a su código de zonificación incluido en el marco regulatorio: nivel zonal alto, nivel zonal medio y nivel zonal bajo.

 

agua_2.png

 

“No es un aumento de tarifas sino que estamos reorientando el esquema de subsidios para que lleguen a quienes más lo necesitan”, señaló la titular de AySA, Malena Galmarini, durante la conferencia de prensa en la que se anunció el nuevo cuadro tarifario en el Ministerio de Economía.

LEÉ: El ahorro fiscal por la quita de subsidios a la luz y el gas será la mitad del esperado este año

El plan presentado para el caso del agua potable tiene vigencia desde el 1° de noviembre, con lo cual el impacto en las boletas comenzará a sentirse en los meses subsiguientes, de acuerdo a las fechas de corte de cada usuario.

Los aumentos dependerán de donde esté ubicada cada unidad que reciba el servicio.

Galmarini precisó que el ahorro fiscal será de unos $ 45 mil millones para 2022 y de $ 455 mil millones para 2023.

 La segmentación propuesta es la siguiente:

   1. Usuarios residenciales y baldíos localizados en zonas calificadas como altas (incluye urbanizaciones cerradas). Nivel actual de subsidios, 60%:

‐ Eliminación del subsidio de manera directa desde el 1° de noviembre de 2022.

   2. Usuarios residenciales y baldíos localizados en zonas calificadas como medias. Nivel actual de subsidios, 60%:

‐ Etapa 1: subsidio del 40% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 31 de diciembre de 2022.

‐ Etapa 2: subsidio del 20% desde el 1° de enero de 2023 y hasta el 28 de febrero de 2023.

‐ Etapa 3: eliminación del subsidio desde el 1° de marzo de 2023.

   3. Usuarios residenciales y baldíos localizados en zonas calificadas como bajas. Nivel actual de subsidios, 60%:

‐ Etapa 1: subsidio del 45% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 31 de diciembre de 2022.

‐ Etapa 2: subsidio del 30% desde el 1° de enero de 2023 y hasta el 28 de febrero de 2023.

‐ Etapa 3: subsidio del 15% desde el 1° de marzo de 2023.

   4. Usuarios no residenciales. Nivel actual de subsidios, 60%:

‐ Etapa 1: subsidio del 40% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 31 de diciembre de 2022.

‐ Etapa 2: subsidio del 20% desde el 1° de enero de 2023 y hasta el 28 de febrero de 2023.

‐ Etapa 3: eliminación del subsidio desde el 1° de marzo de 2023

 

agua_1.png

Las autoridades indicaron que no habrá discriminación por categorías, esto quiere decir que tanto un comercio como un consorcio ingresarán en la categoría y etapa descriptas en el cuadro.

LEÉ: AySA aplicará desde noviembre un esquema progresivo de quita de subsidios

Galmarini aclaró que aún está vigente el sistema para inscribirse para obtener la Tarifa Social y precisó que el pedido para mantener el beneficio deberá renovarse todos los años.

La funcionaria señaló que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) una persona necesita unos 180 litros por día de agua y precisó que en la Argentina ese promedio es de 325 litros.

“Al igual que en el caso de la energía pedimos un consumo responsable del recurso”, subrayó.

Al momento de justificar la medida aseguró que un “usuario de AySA paga apenas el 36% de lo que cuesta producir un litro de agua.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina