Domingo, 03 Octubre 2021 17:25

Un domingo con sol y miles de hinchas con los colores blanco y rojo la vuelta del público en un nuevo Supeclásico

Los hinchas le pusieron color al regreso a los estadios en un día que quedará para la historia.

Domingo de hinchas Domingo de hinchas Foto NA: MARCELO CAPECE

Una jornada agradable de domingo con sol y miles de hinchas de River con los colores rojo y blanco bajo todas sus formas -ropas, banderas y tatuajes-, marcaron hoy un día que quedará en la historia por el regreso del público al fútbol argentino, nada menos que en un Superclásico frente a Boca, en el estadio Monumental.

Si bien estaba permitido un aforo del 50 por ciento, la cancha lució claramente con un número superior al permitido por los autoridades.

Toda la zona de Núñez y sus alrededores se llenó de hinchas "millonarios" desde temprano, recuperando la vieja tradición de juntarse en un punto determinado para departir, tomar algo o almorzar en la previa del partido del domingo.

La mayoría de ellos con la camiseta con la banda roja, un buzo, camperas o cualquier otra prenda con los colores riverplatenses cumplieron el rito y luego emprendieron el camino que conduce al Monumental, entonando canciones que recordaban la final de Copa Libertadores ganada a Boca en Madrid en 2018.

A su paso, se encontraron nuevamente con los vendedores de camisetas, bandera y gorro, como en la etapa previa a la pandemia, como así también con los "trapitos", sobre todo en zonas más alejadas de la cancha.

El ingreso de los hinchas al estadio Antonio Vespucio Liberti, que comenzó a las 14 con la habilitación de las puertas del estadio, se dio de manera fluída, pese al triple anillo de control establecido por las autoridades. 

La primera posta, enclavada a 150 metros de la cancha, y la segunda, a 75, se dedicaron a constatar la autenticidad de las entradas, el River ID, ambos controles en manos de personal del club.

En tanto, efectivos policiales se dedicaron a pedir los permisos correspondientes para el ingreso a espectáculos masivos, que contemplaban al menos tener una dosis de la vacuna contra el coronavirus.

A dos horas del comienzo del partido, las tribunas lucían con mucho público, mientras por los parlantes del Monumental se escuchaban a todo volumen temas de Andrés Calamaro o el "Potro" Rodrigo Bueno, reversionadas en "versión cancha" por los hinchas.

Cuando el reloj marcaba las 15:45, saltaron al campo de juego los arqueros de Boca, Agustín Rossi y Javier García, recibidos por una estruendosa silbatina y canciones en recuerdo del partido de Madrid.

Cuatro minutos más tarde, las cámaras captaron al "Pity" Gonzalo Martínez en un palco, la imagen fue reproducida por la pantalla gigante y a continuación llegó la ovación desde todos los sectores.

Luego, a las 16:00, fue difundido un video del plantel para darle a los hinchas la bienvenida, protagonizado por Franco Armani, Julián Álvarez y Leonardo Ponzio, el más aplaudido de los tres.

Pasaron otros 15 minutos para que el plantel completo de Boca ingrese al terreno de juego para realizar la entrada en calor, una decisión de Sebastián Battaglia que seguramente buscó que sus dirigidos vuelvan a palpar el clima de jugar con público, y nada menos que como visitante de su eterno rival.

Con buzo de entrenamiento blanco, los jugadores boquenses comenzaron a moverse con pelota, por un lado los titulares, y por el otro, los suplentes.

Lo propio decidió Marcelo Gallardo, quien mandó a sus jugadores a la cancha para el precalentamiento a 40 minutos del inicio del juego.

Con buzo y pantalones negro y medias blancas, los futbolistas "millonarios" recibieron un gran recibimiento. 

Enzo Pérez y Ponzio fueron los primeros que recibieron un reconocimiento particular de los seguidores del club de Núñez y ambos lo agradecieron golpeándose el pecho y levantando los brazos hacia la cabecera que da al Puente Sívori.

De esta manera, los equipos, cada uno de un lado de la cancha, se vieron las caras desde lejos minutos antes del pitazo inicial del Superclásico que volvió a disputarse con público después de casi dos años.

El último con hinchas en las tribunas había quedado lejos en el tiempo: fue en la Bombonera, el 22 de octubre de 2019, cuando se enfrentaron por la vuelta de semifinales de la Copa Libertadores en la Bombonera (ganó Boca 1 a 0, pero River avanzó a la final tras ganar la ida 2 a 0).

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA