Publicado el 06 de Agosto de 2022 - 01:12 | Última actualización: 06 de Agosto de 2022 - 08:12

Un día como hoy pero hace 55 años, Estudiantes de La Plata rompió con la hegemonía de los grandes

El Pincha goleó en la final a Racing por 3 a 0 y se coronó campeón del Metropolitano de 1967. De esta manera se convirtió en el primer equipo denominado "chico" en ponerle fin al reinado de los cinco grandes en el profesionalismo.

Por
Estudiantes de La Plata fue el primer campeón profesional de los denominados equipos "chicos". Estudiantes de La Plata fue el primer campeón profesional de los denominados equipos "chicos". FOTO:NA

Un 6 de agosto, pero de 1967, Estudiantes de La Plata marcó un antes y un después en la historia del fútbol argentino profesional ya que se convirtió en el primer equipo considerado "chico" en romper con la hegemonía que hasta ese entonces dominaron Boca, River, Independiente, Racing y San Lorenzo.

Desde que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en 1930 decidió dejar en el pasado la era amateur para convertirlo en profesional, innumerables talentos desfilaron por el campeonato local, aunque la gloria se repartió siempre entre los destacados cinco grandes, sin embargo, aquella tarde de domingo en el Viejo Gasómetro de Boedo, el conjunto Pincha goleó a Racing 3 a 0 y le puso fin a un reinado de casi 37 años con la obtención del Torneo Metropolitano.

57dac7380d833.jpg

En lo que fue el primer certamen nacional que no se disputó a dos ruedas de todos contra todos, Estudiantes dio el gran golpe al adjudicarse de la competencia que contó con dos zonas -algunos cruces interzonales- y se continúo con las semifinales y final a partido único como los dispuso Valentín Suárez, presidente de AFA en aquel entonces.

El conjunto de La Plata, cerró su participación en la fase clasificatoria con goleada incluida en el clásico platense tras derrotar a Gimnasia y Esgrima (3-0), lo que valió meterse en una de las semifinales y medirse Platense, lo que garantizó que uno de los denominados "chicos" llegue al encuentro consagratorio.

Tan solo 72 horas antes de la que sería su consagración, los dirigidos por Osvaldo Zubeldía golearon 4 a 1 al Calamar en La Bombonera y consiguieron el boleto que los deposito al encuentro definitorio contra el Racing de Juan José Pizzuti, que venció a Independiente por 2 a 0 y estaba a punto de jugar la Final de la Copa Libertadores -la cual terminaría ganando frente a Nacional de Montevideo-.

images_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy.jpg
Ya en el duelo definitivo, Estudiantes formó con: Alberto José Poletti; Oscar Miguel Malbernat, Ramón Alberto Aguirre Suárez, Hugo Spadaro y Carlos Oscar Pachamé; Carlos Salvador Bilardo, Raúl Horacio Madero y Juan Miguel Echecopar; Felipe Ribaudo, Marcos Norberto Conigliaro y Juan Ramón Verón.

Por su parte, La Academia lo hizo con: Antonino Spilinga, Oscar Gómez, Nelson Chabay, Oscar Martín, Miguel Angel Mori, Alfio Basile, Joao Cardoso, Fernando Parenti, Norberto Raffo, Juan José Rodríguez y Humberto Maschio.

1864741035-500x370.jpg

El encuentro tuvo un desempeño notable por parte del León, con el cual en el complemento sentenció la historia con los tantos de Madero, Verón y Ribaudo para quedarse con el trofeo y así marcar un antes y después en la historia de los campeones nacionales que sumaría varias sorpresas más con el correr de los años.

Este torneo significó el primero de los seis títulos que obtendría Estudiantes de Zubeldía ya que posteriormente lograría las Copas Libertadores de 1968, 1969 y 1970, la Copa Interamericana de 1969 y la Copa Intercontinental de 1968, ante Manchester United de Inglaterra.

 

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina