Martes, 27 Julio 2021 16:07
Por Camila Olivera

Simone Biles: cuando la búsqueda de la perfección se convierte en el peor enemigo

La gimnasta estadounidense pasó por los Juegos Olímpicos de Tokio y tuvo que abandonar una prueba por el estrés que le estaba causando.

Simone Biles en su última prueba. Simone Biles en su última prueba.

“Estoy tratando con demonios en mi cabeza”, expresó Simone Biles este martes cuando se dio de baja de los Juegos Olímpicos, y dejó a los espectadores boquiabiertos. “Debo hacer lo que es bueno para mí, concentrarme en mi salud mental y no comprometer mi bienestar. No tengo tanta confianza en mí como antes, no sé si es una cuestión de edad. Estoy un poco más nerviosa y tengo la impresión de que ya no puedo disfrutar como antes”, agregó.

Biles es la número uno de la gimnasia artística en EEUU, tiene 24 años y quedó afuera de la final por equipos. Si bien en un principio se creyó la caída en su performance se había dado debido a una lesión en el tobillo (ya que US Gymnastics había informado un "problema médico"), posteriormente se supo que la presión era lo que estaba atormentando su cabeza, y eso repercutía en su participación en la competencia.

Debido a esto, luego de ser atendida por el entrenador de su equipo, la gimnasta le cedió su lugar a su compañera Jordan Chiles. Pero, tras su retiro, el grupo estadounidense se quedó con la medalla de plata.

La presión, un condicionante en su participación

Hace algunos días, la atleta había confesado el estrés que tenía por la competencia y que era algo muy difícil de manejar. Un día antes de su debut, había compartido en sus redes sociales unas fotografías suyas junto a las siguientes palabras: “No fue un día fácil ni el mejor, pero lo superé”.

Y agregó: “Realmente siento que, a veces, tengo el preso del mundo sobre mis hombros. Sé que lo olvido y hago que parezca que la presión no me afecta, pero maldita sea, ¡a veces es difícil, jajaja! ¡Los Juegos Olímpicos no son una broma!”, compartió en una publicación en su cuenta personal de Instagram antes de su debut. También expresó que estaba feliz de poder compartir esto con su familia, que esta vez la veían desde la virtualidad.

Luego de su fatal debut, compartió otra publicación en donde le agradeció a su equipo y mencionó lo orgullosa que estaba de las integrantes. “¡Son increíblemente valientes y talentosas! ¡Siempre estaré inspirada por su determinación de no rendirse y luchar contra la adversidad! Dieron un paso al frente cuando yo no pude. ¡Gracias por estar ahí para mí y apoyarme!”, escribió.

Sus próximas pruebas: un futuro incierto

Todavía le quedan cinco competencias, aunque no se sabe si podrá participar. La final del concurso completo femenino a nivel individual tendrá lugar el próximo jueves 29, mientras que el domingo 1 se realizarán las finales de salto y barras asimétricas. El lunes 2 se disputará la definición de suelo y el martes 3, las barras de equilibrio.  

De momento, no se confirmó si Biles participará. Muchas expectativas había con ella, puesto que en los Juegos Olímpicos Río 2016 la atleta fue el foco de atención por haber brillado por su excelencia: obtuvo cuatro medallas de oro en las pruebas de suelo, salto, general individual y general por equipos. También consiguió una de bronce por la competencia de barra de equilibrio. Fue siete veces campeona nacional y campeona del mundo en cinco ocasiones.

Escrito por Camila Olivera
Buenos Aires, NA