Viernes, 11 Diciembre 2020 21:00

La explicación de una bandera de cancha

  La bandera "40000 DE VISITANTE LA HINCHADA MÁS POPULAR" aparece en los partidos que Newell`s Old Boys de Rosario  disputa en carácter de local. Tiene historia.

&lt;p&gt;Foto NA: JUAN JOSE GARCIA - SEBASTIAN GRANATA/POOL ARGRA.&lt;/p&gt; <p>Foto NA: JUAN JOSE GARCIA - SEBASTIAN GRANATA/POOL ARGRA.</p>

Por El Implacable

La bandera "40000 DE VISITANTE LA HINCHADA MÁS POPULAR" aparece en los partidos que Newell`s Old Boys de Rosario disputa en carácter de local.

Hay una historia detrás.

Recuerda al último partido del Campeonato Apertura 2004, que el equipo dirigido entonces por Américo Rubén Gallego ganó.

Para la última fecha, como visitante de Independiente, se movilizó esa cantidad de hinchas de Newell`s desde Rosario mayoritariamente hasta Avellaneda, en el Gran Buenos Aires.

La gente de Newell`s se acomodó como pudo en el entonces amplio escenario de la Doble Visera de Cemento que, sin limitaciones para el ingreso de público, llegaba a albergar hasta a 70000 personas debido a la enorme amplitud de la tribuna visitante.

Ayudó en aquel entonces la buena relación entre las dos parcialidades, que evitó toda clase de Independiente.

La historia deportiva es otra, porque Newell`s terminó perdiendo aquel encuentro pero salió campeón gracias a un resultado ajeno, el de Arsenal-Vélez.

Un documental que puede hallarse en YouTube con el nombre 40000 de visitante recorre sensaciones para los hinchas de "La

Lepra", sonorizado con sublime música clásica en varios pasajes.

Rubén Capria, Sebastián Domínguez, Ignacio Scocco, Germán Ré, Julián Maidana y Luciano Vella llevan el relato en la producción del Departamento de Comunicación del Club Atlético Newell`s Old Boys.

.

¿Qué dijo entonces "Noticias Asombrosas"

Oportuno resulta aclarar aquí que esta sección denomina al medio por el que sale al aire desde hace 30 años con un seudónimo: Noticias Asombrosas.

Un invento del maratonista olímpico Rubén Humberto Aguiar de 1984.

Aquel 12 de diciembre de 2004, la agencia Noticias Argentinas "coloreó" con el siguiente despacho firmado por

Alejandro Esteban Bidondo su servicio informativo.

El cronista solo tuvo que caminar dos cuadras desde la sede de Suipacha 570 para ver en "la estación Obelisco" el paso de la interminable caravana por que se movía desde Avellaneda a Rosario.

La nota de color se tituló "Epidemia de Lepra en Rosario, Avellaneda y Obelisco.

"Los hinchas de Newell s Old Boys de Rosario sufrieron hoy con Independiente, que les ganó el partido por la última fecha y por la incertidumbre ante lo que pasaría en Liniers, pero una vez que Vélez igualó con Arsenal desataron la alegría contenida durante una semana y se lanzaron a festejar, en Rosario y Avellaneda, desde donde trasladaron toda su euforia al Obelisco.

La angustia acrecentó las ansias de los hinchas durante el juego en Avellaneda, completamente favorable a los dueños de casa pero festejado sólo por los jugadores de Independiente.

En las tribunas y plateas, la gente de ambos equipos cantaba mezclada por el campeonato de Newell s -cuyos hinchas estaban dispersos a lo largo de todo el estadio-, por eso los goles del Rojo cayeron como baldazos de agua fría.

Bastó que se consumara el empate de Arsenal a Vélez -tras más de cinco minutos de tiempo adicionado al reglamentario- para que todo se transformara en celebración en Avellaneda y el partido no pudiera jugarse más, cuando iban 43 minutos del período complementario.

Allí comenzó la peregrinación de los hinchas de Rosario, que llevaron sus cánticos, sus banderas y sus bombas de humo rojo y negro a lo largo de la autopista y la avenida Nueve de Julio, para darse unas vueltas de festejo alrededor del Obelisco y de la Plaza de la República.

Todo un carril de la Nueve de Julio fue invadido por "leprosos" peregrinos, en pos del Monumento Histórico y, ya en la Plaza de la República se sucedieron enloquecidas "vueltas olímpicas" e izamientos de banderas de Newell s en los mástiles principales.

Por un momento, la imagen de la avenida fue netamente navideña, porque el cielo resultó surcado por fuegos de artificio y profusa pirotecnia.

Allí todo era de Newell s, como en el Parque de la Independencia, como lo aseguraban los que se comunicaban con sus teléfonos celulares.

Los "otros" estaban presentes de todas maneras, porque otra vez los de Newell s se acordaban y cantaban, por ejemplo: "hay que saltar, hay que saltar, el que no salta, es de Central".

Y saltaban los de rojo y negro, o los que lucían camisetas de Independiente, que continuaron plegados al festejo hasta el final.

Documental | 40 mil de visitante

Viendo ahora el documental se puede constatar que en Avellaneda se entonó "el que no salta es de Racing y Central".

Escrito por
Buenos Aires, NA

Nota completa exclusiva para abonados.
Solicitar ahora!