Lunes, 08 Marzo 2021 18:36

El jugador de Claypole lesionado por Capaldo sufrió la rotura de ligamentos de la rodilla derecha

Luis Carballo deberá estar, al menos, seis meses lejos de las canchas. Por la falta el jugador de Boca recibió amarilla.

La dura entrada de Capaldo. La dura entrada de Capaldo. Captura de TV

El jugador de Claypole, Lucas Carballo, quien había sido lesionado por el defensor de Boca Nicolás Capaldo, confirmó que sufrió la rotura de los ligamentos de la rodilla derecha, por lo que tendrá una larga recuperación.

En su cuenta oficial de Instagram, Carballo confirmó la dura lesión que sufrió en el duelo que el "Tambero" perdió 2 a 1 ante Boca, por los 32avos de fina de la Copa Argentina, en el estadio de Lanús.

La dura entrada de Capaldo, que solo recibió una tarjeta amarilla, se produjo a los 14 minutos del primer tiempo y por ese motivo Carballo tuvo que ser reemplazado.

El futbolista de Boca se comunicó con Carballo, hablaron de lo sucedido y él le aclaró que "está todo bien, son cosas del partido y listo queda ahí".

El diagnóstico de Carballo indica que tuvo una rotura de ligamento cruzado anterior, de menisco exterior y estará, al menos, seis meses lejos de las canchas.

"Primeramente quiero agradecer a mi familia, la gente más cercana por acompañarme en el momento más difícil de mi vida. A la gente de Claypole, a todo el pueblo tambero por hacerme sentir el cariño y darme las fuerzas necesarias para seguir en pie", señaló Carballo en su cuenta de Instagram. 

El delantero, quien forma parte del campeón de la D y que afrontará la temporada en la C luego de 23 años, señaló: "Me sobran palabras de agradecimiento a todos los que me mandaron. ¡Voy a volver más fuerte que nunca! Dios tiene el control de todo y todo pasa por algo … Mi cabeza está fuerte y voy a volver mejor que nunca. Gracias al cuerpo técnico por acompañarme y el plantel por darme todo su apoyo".

Carballo indicó que "esto a cualquier jugador le puede pasar y ahora quiero estar cerca de los que siempre están conmigo, como mis compañeros".

El jugador explicó que cuando recibió la patada de Capaldo, sintió "como cuando un cuchillo se mete en la rodilla, pero sé que no hubo intención. Hablé con él y quedó todo ahí".

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA