Publicado el 16 de Junio de 2022 - 17:41 | Última actualización: 16 de Junio de 2022 - 22:45

Independiente vive en el mundo del revés

Desde la entidad de Avellaneda avanzan para reforzar el equipo, pero siempre surge un inconveniente que pone en riesgo las gestiones.

Por
Independiente transita un camino sinuoso desde hace varias temporadas Independiente transita un camino sinuoso desde hace varias temporadas FOTO:NA

Independiente no deja nunca de sorprender con las noticias que por momentos parecen increíbles, ya que a los problemas políticos, la falta de jerarquía en el plantel y una economía que arde, ahora se le suma tener acordado jugadores para reforzar el equipo y no puede sellar sus llegadas por no tener tesorero.

Increíble pero real. Así es el mundo Independiente desde hace tres años a una actualidad que no deja de sorprender y que lentamente se hunde en un mar oscuro que parece no tener fondo ni tampoco las herramientas para evitar una caída que parece inevitable.

El entrenador "Rojo" puso en duda su continuidad tras una dura goleada ante Rosario Central en el Gigante de Arroyito (fue 3-0), desde la Comisión Directiva -o lo que queda de ella- con distintos argumentos intentaron sostener al DT que tiene la banca del público, pero ¿por cuanto tiempo?.

q-1.jpg

Es que a Eduardo Domínguez lo tentaron para agarrar un "equipo que va pelear todos los frentes", según afirmó el secretario general, Héctor "Yoyo" Maldonado, a principios de año con un equipo que tenía a Fabricio Bustos "al borde de la renovación" y al goleador Silvio Romero "comprometido con la causa".

Cuestión que el técnico de 43 años aceptó del desafío de "devolverle a Independiente los primeros planos", sin embargo a las pocas prácticas le desmantelaron el plantel con la separación y posterior partida de Bustos al Inter de Porto Alegre a cambio de monedas y una vieja deuda por Víctor Cuesta. Además rifaron a Romero, goleador del equipo, por la irrisoria cifra de 100.000 dólares por un préstamo con opción de compra de un millón cuando lo pagaron casi cinco millones de la divisa norteamericana.

Sin dejar en olvido la venta de Alan Velasco al Dallas de Estados Unidos en 6.2 millones de dólares para tapar los baches de los juicios que provocaron con la compra de jugadores que nunca pagaron y que no les permitía habilitar refuerzos como le paso a Joaquín Laso en su arribo a Avellaneda -estuvo inhabilitado casi 2 meses-.

f800x450-235626_287072_5050.jpg

El entrenador mantuvo la calma y siempre reconoció estar al tanto de una economía que esta al rojo vivo, pero con la serenidad de que los refuerzos llegarían.

Domínguez pidió como prioridad la continuidad de Bustos, y las incorporaciones de Elías Gómez -se lo sopló River-, Martín Cauteruccio -siguió en Aldosivi- y a cambio le trajeron a Alex Vigo -cedido por River y no tenido en cuenta por Gallardo-, Lucas Rodríguez -lo dejó libre Independiente y al no conseguir otro
futbolista le hicieron un nuevo vínculo-, Damián Batallini -de olvidable paso por el fútbol de México-, Leandro Fernández y Leandro Benegas, ambos como agentes libres y mirados de reojo.

f608x342-59118_88841_6.jpg

Todo lo que pidió el entrenador no le cumplieron y pareció que sumó con los brazos abiertos lo que aparecía en un mercado de pases magro. Encima el arribo de Batallini se puso en riesgo por falta de efectivo, algo que se vuelve a repetir en el actual mercado de pases.

Ya con el torneo disputado poco más de la mitad, Gerónimo Poblete y Juan Cazares se sumaron a la entidad huyendo de la guerra en Ucrania tras la invasión de Rusia. Independiente sumó calidad, pero también problemas ya que ante las urgencias de un equipo necesitado, ambos futbolistas no se encontraban en óptimas condiciones físicas y encima el primero se lesionó, mientras que el segundo enfermó de Covid-19.

images_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy_copy.jpg

El primer semestre del "rojo" fue para el olvido: se quedó sin chances en la Copa de la Liga Profesional dos fechas antes de los mano a mano, en la Copa Sudamericana corrió siempre desde atrás y quedó eliminado en fase grupo a manos del Ceará -un equipo que lucha por no descender en la liga de Brasil-. En el único frente que quedó con chances fue en Copa Argentina, en la cual venció con angustia y al borde del papelón a Central Norte de Salta por penales.

Todo ese combo resultaría el final de un ciclo para cualquier entrenador, pero como Domínguez es consciente de las dificultades, el simpatizante de Independiente también lo fue y le ratificó su confianza al DT, que aceptó continuar en el cargo luego de la promesa de que le armarían un equipo competitivo.

Poco alentador comenzó el panorama en un "falso" semestre, ya que no lograron extender los vínculos de Domingo Blanco -tentado por Boca-, Carlos Benavídez y Andrés Roa, a quien le cerraron las puertas e increíblemente podría arreglar su continuidad con el equipo de último momento.

bbbce1c92edb5513b89300c48bd9572a_L.jpg

Por otra parte, luego de varias idas y vueltas, desde la entidad roja lograron cerrar los arribos de Iván Marcone y Rodrigo Aliendro, jerarquía como pidió y le prometieron al director técnico. Pero nuevamente surgió un problema y no podía ser de otra manera, si Independiente es el mundo del revés.

Con Marcone en Avellaneda, con la revisación médica aprobada y con Aliendro arreglado de palabra, a un paso de firmar un precontrato, desde la directiva comandada por Hugo Moyano se "olvidaron" que no cuentan con un tesorero para avalar las firmas y además no tienen el dinero que le prometieron al futbolista de Colón para sellar el acuerdo.

4ef0174fe72f3d4aae30217b1acd8e8c_L.jpg

Por el ex Elche de España surgen dos problemas: el tesorero Atilio Bouza renunció a mediados de mayo por estar en "desacuerdo con varias situaciones" con la actual gestión de Moyano, que ya perdió a su tercer dirigente en esa función desde que inició su ciclo, y hoy no cuenta con nadie en ese cargo.

Para firmar el convenio con el club español y girarle un pago a Cristian Bragarnik, necesitan si o si la presencia de ese cargo y tiene que ser un dirigente de la actual directiva. 

Además, al club de Avellaneda se sumará un grupo inversor -también será el sponsor principal de su camiseta- y es el encargado de aportar el dinero para las dos gestiones, pero tampoco se puede sellar el acuerdo ante este inconveniente.

Independiente encontró algunas soluciones dentro de sus limitaciones, pero una vez más no puede concretarlas por sus propias falencias y con Domínguez al borde de pegar el portazo al igual que Daniel "Rolfi" Montenegro, Asesor Deportivo, en Avellaneda viven en el mundo del revés.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina