Lunes, 17 Febrero 2020 21:00

¿Hay ventaja?

La introducción lleva a reflexionar. Y los directores técnicos tendrían que ofrecer la respuesta.

La introducción lleva a reflexionar.

¿De qué equipo es la ventaja cuando queda diferente cantidad de jugadores en el campo de juego?

¿Del que tiene más jugadores porque puede atacar supuestamente con todos?

¿O del que tiene menos, que sí los sitúa a todos en posición defensiva?

Un tema táctico para que lo expliquen los técnicos.

La semana pasada pasó lo que pasó no sólo en Deportivo Morón-Nueva Chicago.

Racing-Independiente fue el caso más resonate. Nueve contra once y terminó ganando el que tenía dos menos, con el "detalle"

de que al cabo del tiempo reglamentario eran nueve por bando.

Pero el lunes jugaron Arsenal-Talleres de Córdoba. Donde la visita fue la que se quedó con nueve. El marcador era 1-1,

Arsenal tuvo un penal, fue atajado y así terminó.

Y finalmente en Tandil, Sarmiento se quedó con diez, empezó ganando y a posteriori Ramón Santamarina se lo igualó merced al

ingreso de una promesa de crack, Thiago Beltrán.

Las conclusiones indican que como está el fútbol actual más vale destruir, no jugar, que intentar. Y que solo algún

habilidoso puede destrabar cerrojos.

Porque los gambeteadores, los "iluminados", son siempre los que tienen la llave en el fútbol.

Lo hizo este chico de Tandil con el cabezazo preciso el lunes por la noche, lo logró alguna vez Ricardo Enrique Bochini en

situación inversa, ocho contra once en Córdoba para ganar un título.

Así las cosas, no se festejen más las tarjetas rojas a los rivales.

Ni se busquen.

Escrito por
Buenos Aires, NA