| Última actualización:15 de Septiembre de 2022 - 15:50

“Este tipo es malísimo, nunca va a ser N°1”: la desopilante anécdota de Gaudio con Federer

El Gato, ganador de Roland Garros en 2004, recordó cuál fue su primera impresión al ver jugar al tenista que se terminó convirtiendo en una leyenda del deporte: “Imaginate por lo que le erré”, bromeó.

Por
El historial para ambos terminó 5-0 a favor de Federer. El historial para ambos terminó 5-0 a favor de Federer.

Gastón Gaudio, el tenista que escribió una de las páginas más gloriosas del tenis al ganar Roland Garros 2004, hace unos años contó durante una entrevista qué fue lo que pensó cuando vio jugar por primera vez a Roger Federer, quien anunció que se retira del tenis a los 41 años.

“Había expectativa por Federer, decían que iba a ser bueno”, comenzó Gaudio en su relato, y continuó: “La primera vez que lo vi dije ‘este tipo es malísimo, nunca va a ser N°1 del mundo. ¡No sabe pegar de revés!”.

De todas maneras, reconoció que se equivocó en su pronóstico: “No lo veía bueno, imaginate por lo que le erré. Terminó siendo el mejor de la historia”.

Al recordar los partidos que jugaron entre ellos (el historial terminó 5-0 a favor del helvético), dijo: “Me ganó todos los partidos, pero siempre, salvo en Shanghai, sentía que podía ganarle”, y recordó que “en Toronto, en cemento, yo estaba 4-1 arriba en el tercer set y él sacaba 15-40. Me hizo ace, ace, ace, ace y se puso 4-2. Después saqué yo, me quebró y perdí 7-5”.

LEE: El retiro de Roger Federer: la leyenda que cambió para siempre la historia del tenis

“No sé cómo, pero cuando tenía que ganar el punto lo hacía siempre”, finalizó la anécdota del nacido en Temperley.

Uno de los episodios más recordados entre ambos jugadores se dio en la semifinal del Masters de fin de año del 2005, en la que Federer ganó 6-0 y 6-0 en solo 50 minutos de partido. Años después, Gaudio reveló que la razón de su floja actuación aquel día se dio porque mantuvo una discusión telefónica con Marcela Kloosterboer, su pareja de aquel momento: “Tenía que jugar a las 11 de la mañana, eran las 3 y yo seguía con el teléfono”, declaró el ex tenista.

Mirá la anécdota completa

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina