Lunes, 10 Mayo 2021 08:23

El tortuoso camino de una atleta argentina hacia el maratón olímpico

La Sal del Deporte relataba hace una semana historias de atletas internacionales, llamados a brillar en los Juegos de Tokio. Faltaban historias de argentinos y Daiana Ocampo es un estandarte.

Daiana Alejandra Ocampo en las condiciones más adversas. Correr un maratón bajo el temporal Daiana Alejandra Ocampo en las condiciones más adversas. Correr un maratón bajo el temporal NA-Confederación Argentina de Atletismo

La Sal del Deporte* por El Implacable

 

Daiana Alejandra Ocampo, de Pilar, logró una hazaña recientemente en Santa Rosa, donde ganó la edición femenina de la maratón "A Pampa Traviesa". 

Allí, cuenta todo la Confederación Argentina de Atletismo, estuvo a apenas ocho segundos de su registro personal. 


A puro sufrimiento.


"La valiente atleta argentina -campeona sudamericana de medio maratón y maratón en 2019- ha tenido una sucesión de mala fortuna en su búsqueda del sueño olímpico", subraya la información institucional.


Relata entonces que a fines de la temporada pasada tuvo que atravesar una verdadera odisea hasta poder competir en el maratón de Viena bajo un intenso frío. 


Una semana antes les cancelaron a todos los extranjeros su participación en el Nacional de Polonia, donde ella ya se había concentrado, pasando además las normas sanitarias y el aislamiento.

En Polonia, finalmente, consiguió su mejor marca -y tercera del historial argentino permanente- con 2h31m33s, que buscaba mejorar el pasado 18 de abril en Santa Rosa.


Ocampo, sin embargo, no sólo estableció la mejor marca del historial de Pampa Traviesa (2h31m41s), sino que consiguió la mejor marca de una maratonista argentina en suelo nacional. 


Fue escoltada por la cordobesa Rosa Godoy con 2h48m29s y la bonaerense Karen Cejas con 2h49m06s. La bonaerense Belén Iardino 
terminó cuarta con 2h49m45s y la atleta pampeana Yésica Maidana también corrió por debajo de las tres horas (2h57m26s).

Todo eso sin extranjeras que marcaran el ritmo.

Y si quien no estuvo allí pero estudia los tiempos de las ganadoras de la media maratón, observa que Ocampo pasó más rápido la mitad de su carrera.


La triunfadora en los 21.097 metros logró 1h17m37s, seguida por la puntana Luisa Páez con 1h23m04s y la chubutense Karina Neipán con 1h23m51s. Para lograr 2 horas 31 minutos en 42.195 metros, Ocampo debió pasar en 1h 15m la mitad de la carrera.


Ese domingo en que Alejandro Maldonado volvió a ganar en la categoría de silla de ruedas, fue terrible.

Miguel Ángel Bárzola, de Bragado y residente en España durante la última década contó algo después de su victoria en la prueba general.

Un temporal sobre la capital pampeana perjudicó a los atletas y fue especialmente duro tanto en los tramos iniciales como en los finales de la carrera, ya de por sí tan exigente.


Los corredores tuvieron que atravesar varias zonas anegadas. 


Javier Carriqueo y Luis Ariel Molina arrancaron como «liebres», pero sólo pudieron hacerlo en los primeros tramos, debido al temporal.

Bárzola, quien se había preparado intensamente, se vio igualmente perjudicado y contó que hacia el kilómetro 12, en esas condiciones, hasta pensó en abandonar.


Pero siguió, y en los tramos finales, consiguió desbordar la línea de otro hombre que se afirma como un consistente maratonista, el entrerriano Martín Ezequiel Méndez.


Ellos pasaron 1hora 07 minutos la mitad del recorrido.

«En el kilómetro 12 sentí dolores en la pantorrilla y correr en estas condiciones se hacía muy difícil. No solo por la lluvia, que se puede soportar, sino por los lugares anegados. No sé cómo hicimos para terminar", reflexionó.

Bárzola completó el recorrido en 2h17m28s, Méndez fue subcampeón con 2h18m40s y tercero llegó el cordobés Pedro Luis Gómez con 2h20m42s.

*La Sal del Deporte es una serie de artículos referidos a temas de trastienda y se transmite desde 1993 a través del servicio informativo de la agencia Noticias Argentinas.

Escrito por El Implacable
Buenos Aires, NA
Fuente CADA