Publicado el 07 de Junio de 2022 - 00:40 | Última actualización: 07 de Junio de 2022 - 06:32

Doña Rosa y la perfección del juego, el recuerdo de lo que fue "La Máquina" de River

Muchas veces se relacionó a la célebre delantera de River con la precisión de un reloj suizo, pero el DT de ese equipo, Carlos Peucelle, dijo que la madre de Adolfo Pedernera había sido la creadora.

Por
Adolfo Pedernera. Adolfo Pedernera. Foto NA

"La Máquina" de River marcó una época en el fútbol argentino y dejó su huella a nivel mundial y en ese sentido la frase que resume mucho de lo que significó fue la del ex entrenador Carlos Peucelle, artífice de esa formación, cuando dijo que quien creo ese quinteto ofensivo fue la mamá de Adolfo Pedernera.

"¿Quién hizo a la Máquina? A la Máquina la hizo Doña Rosa...sí, la mamá de Adolfo Pedernera", aseguró Carlos Peucelle en referencia al hombre que pasó de jugar de wing izquierdo y se convirtió en centrodelantero, para hacer del fútbol "millonario" un ataque increíble.

Por su parte, el recordado Amadeo Carrizo, que fue arquero de ese equipo, había señalado cierta vez que "La Máquina" era "la perfección en el juego".

"Tenían una técnica precisa para darle el pase al compañero, como hacía Pedernera a Labruna, que cuando agachaba el lomo, ya la metía adentro", explicó el "Gran Amadeo". 

Si bien llegó después que Pedernera se fue de River para seguir su carrera en Atlanta, Alfredo Di Stéfano no dudó nunca cuando se le preguntaba cuales eran los cinco mejores delanteros de la historia, pensando sus interlocutores que iba a hablar de algún ataque que él mismo integró en el Real Madrid de los años 60.

"¿Los cinco mejores delanteros de la historia? Anoten: Muñoz, Moreno, Pedernera, Ángel Labruna y Loustau. Y nada más", decía "La Saeta rubia", nacida en el barrio porteño de Barracas.

Pedernera, el "Gran Adolfo", que supo jugar años en River, dirigir a la Primera y hasta también sentarse en el banquillo de Boca, explicó en cierta ocasión parte del surgimiento de esa tremenda formación.

"En la práctica nosotros hacíamos una WM, con Moreno, yo, Rodolfi, y Ramos, en los cuatro vértices de lo que se llamaba el cuadrado mágico. Pero lo  fundamental de ese equipo era que cubríamos todos los sectores de la cancha moviéndonos con permanentes cambios de puesto", dijo.

Era tal la supremacía que tenía para con los rivales el equipo "millonario" que Ernesto Lazzatti, el ídolo boquense de esos años afirmó: "Entrábamos para ganarle, pero con La Máquina daban ganas de irse a la tribuna y verlos jugar al futbol". 

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina