Miércoles, 30 Junio 2021 14:32

Chet Atkins, el arquitecto del sonido de Nashville

Se cumplen 20 años de la muerte del músico y productor estadounidense, una de las figuras más emblemáticas de la música country.

El artista recibió 14 premios Grammy y grabó más de cien discos como guitarrista instrumental. El artista recibió 14 premios Grammy y grabó más de cien discos como guitarrista instrumental.

Chet Atkins escribió buena parte de la historia de la música contemporánea. El guitarrista y productor estadounidense alcanzó su mayor reconocimiento como una de las máximas figuras de la música country y uno de los creadores del "sonido Nashville", un subgénero más suave y tranquilo que apareció a fines de la década del 50.

Había  el 20 de junio de 1924 en Lutterell, Estados Unidos, y se crio en un ambiente musical, ya que su papá daba clases de piano y su hermano era guitarrista. Quizás eso fue lo que lo llevó a experimentar con la música a los cinco años, con un ukelele roto que había reparado con los materiales de un viejo mosquitero. Con el paso del tiempo, la curiosidad lo llevó a probar con el violín, hasta que a los nueve años tuvo su primera guitarra, el instrumento que lo llevaría a la cima en su carrera como músico.

Aprendió a tocar de manera autodidacta y durante su adolescencia, tras mudarse a Georgia por la salud de su papá, adoptó la costumbre de tocar por las noches hasta quedarse dormido. Así fue como se convirtió en un destacado guitarrista cuando todavía estaba en el colegio.

Influenciado por Merle Travis, Les Paul y Django Reinhardt, desarrolló distintas técnicas sobre las cuerdas que lo llevaron a tener un estilo propio. Empezó su carrera en 1942, luego de abandonar sus estudios, en WNOX, la radio de Knoxville, en la que tocaba el violín y la guitarra junto al cantante Bill Carlisle y el humorista Archie Campbell.

Luego de pasar por otras emisoras, en 1946 grabó su primer single, "Guitar Blues", y comenzó a dar shows con su grupo, Chester Atkins and The All Star Hillbillies. Y su talento no pasó desapercibido, no solo por su habilidad como guitarrista, sino por su capacidad para fusionar el country con otros géneros como el jazz, el rock y el pop, motivo por el que fue contratado por RCA (Radio Corporation of America) como músico de sesión y empezó en transitar un largo recorrido en el que grabó más de un centenar de discos instrumentales y recibió 14 premios Grammy.

Así fue como llegó a trabajar con grandes figuras de su época como Hank Williams, Everly Brothers y Elvis Presley. Y en su faceta de productor, acompañó a Dolly Parton, Dottie West, Waylon Jenning, Willie Nelson, Eddy Arnold y Perry Como. Y tanto en los años cincuenta como en los sesenta visitó los programas de televisión más famosos, motivo por el que se lo destaca como uno de los responsables de la popularidad de la música country en esa época, no solo en Estados Unidos, sino que su música recorrió todo el mundo.

Sus trabajos más destacados son : "A Session with Chet Atkins" (1954), "Chet Atkins in Three Dimensions" (1955), "Chet Atkins at Home" (1957), "Chet Atkins in Hollywood" (1957), "Hum & Strum along with Chet atkins" (1959), "Chet Atkins’ Workshop" (1960), "The Most Popular Guitar" (1961), "Christmas with Chet Atkins" (1961), "Chet Atkins Plays Back Home Hymns" (1962), "Chet Picks on the Pops" (1969), "Me and Jerry" (1970), "Chet, Floyd and Boots" (1971), "Me and Chet" (1972), "Picks on Jerry Reed" (1974), "The Night Atlanta Burned" (1975), "Chet Atkins Goes to the Movies" (1976), "Guitar Monsters" (1978), "East Tennessee" (1983), "Work It Out With Chet Atkins C.G.P." (1983), "Stay Tuned” (1985), "C.G.P." (1988), "Read My Licks" (1994), "Almost Alone" (1996), "The Day Finger Pickers” y “Took Over The World” (1997).

El 30 de junio de 2001, el eximio guitarrista falleció en su casa de Nashville, a los 77 años, a raíz de una larga enfermedad. En 1973 le habían diagnosticado cáncer de colon y en 1997, un tumor cerebral, y mientras se sometía a distintos tratamientos para mejorar su salud, nunca dejó de tocar. Un año después de su muerte, fue ingresado al Paseo de la Fama del Rock and Roll, como uno de los "arquitectos del sonido Nashville". Y en 2009 fue incluido en el Salón de la Fama de los Músicos, en una ceremonia en Nashville como reconocimiento a su legado.

Escrito por
Buenos Aires, NA